VARIOS SUCESOS.-Abofeteada y pisoteada antes de ser violada en la discoteca del centro de Valencia.


VIOLACIÓN EN LOS ASEOS DE UNA DISCOTECA

Abofeteada y pisoteada antes de ser violada en la discoteca del centro de Valencia

La chica que sufrió una agresión sexual en grupo en los baños de un local detalla su calvario al juez

A. Rallo

A. RALLO

Este texto conforma un relato de brutalidad, machismo y asco. Una certera aproximación de lo que la joven violada en los baños de una discoteca del centro de Valencia trasladó hace apenas unos días al juez que tramita estas diligencias. Los hechos, por desgracia, recuerdan por su similitud a otras agresiones sexuales de impacto mediático en las que un grupo viola a una mujer. Otra ‘manada’ actuando con impunidad. Pero esta vez en los baños de la Indiana, una conocida sala de fiestas en pleno centro de la ciudad. Lo que todavía añade más incredulidad a cómo pudo pasar esto en un local repleto de público y con personal de seguridad.

VIOLACIÓN EN LOS BAÑOS DE LA DISCOTECA

Prisión para los dos detenidos por una violación en los aseos de una discoteca

Prisión para los dos detenidos por una violación en los aseos de una discoteca

J. A. MARRAHÍ / A. SERRANO

La Policía busca más implicados

EFE

Comunicado oficial de la discoteca

Comunicado oficial de la discoteca

LAS PROVINCIAS

El forense acredita la agresión sexual

El forense acredita la agresión sexual

A. RALLO

Eran alrededor de las cinco de la mañana cuando la joven, de 18 años de edad, se dirige al aseo del establecimiento. De repente, un joven le da la mano. No ejerce ninguna violencia ni la fuerza a que la acompañe. Todo surge casi de un modo natural. Le piden que vaya al baño de los chicos, que una amiga suya necesita ayuda. Mienten. Mostraban signos de preocupación, como si realmente necesitaran de su urgente colaboración. Finalmente accedió a esos aseos. La condujeron hacia una de las esquinasde las dependencias. Aquello estaba lleno de gente, pero no impidió que cuatro chicos la rodearon. Uno permanecía algo más alejado, como en actitud vigilante. Los jóvenes que la rodeaban empezaron a decirle que era guapa y similares. Uno de ellos le puso las manos encima y la empujó contra la pared. Fue entonces cuando a la víctima de toda esta historia le cayó la primera lágrima. Y empezó a gritar. Y a temblar.

Cuando la empujaron contra la pared, empezó a llorar, a gritar y a temblar

Uno de los agresores vigilaba; a los clientes que preguntaban les decía que era la novia de su amigo

Un cóctel que sin duda compartirá cualquiera en esa angustiosa situación, contra la pared, con dos hombres a los lados y uno frente a ella. Trató de marcharse de allí, pero los agresores le pisaban los pies y todavía hacían más fuerza contra la pared. Hubo gente, clientes de la discoteca que se interesaron por lo que allí estaba sucediendo, seguramente alertados por los gritos de la joven, pero entonces, el cuarto de los agresores ejerció su perverso rol. Les tranquilizaba y decía que era la novia de uno de ellos, que no se preocuparan. Como si eso permitiera la actuación. Nadie intervino.

Dos jóvenes se encuentran ya en prisión provisional a la espera del informe de ADN que determine la autoría

La joven siguió gritando y manifestando que se quería marchar. Pero el asedio se los agresores se incrementó. A empujones y cogida del pelo, la introdujeron en uno de los aseos, estos ya con puerta individual. Conviene recordar cómo es la distribución de estos baños, un pasillo común, incluso estrecho, que hace esquina y posteriormente los retretes con puerta.

Fue allí dentro donde acontecen los hechos de mayor gravedad. Le abofetearon y le obligaron a agacharse. Se negó de nuevo. Recibió más golpes y estirones del pelo. Finalmente cayó sin poder ya levantarse ante la fuerza que imponían los agresores. Dos abandonaron el cubículo y se quedaron los otros. La violaron contra la pared. Incluso se despidieron antes de que la joven se quedara tendida en el suelo. Al salir de la estancia, totalmente mareada, alguien le acompañó al baño de las mujeres donde otras personas la ayudaron hasta que finalmente apareció una amiga con la que estaba en la sala. De inmediato, llamaron a la policía y le contaron a un seguridad lo que había sucedido. Con los agentes ya en el lugar, la víctima pudo identificar sin dudas a dos de los agresores. Durante su descripción ante el juez, los identificaba, entre otros detalles, por el color de la camiseta


MAS SUCESOS.- «Ahí te quedas, te dejo el coche ardiendo»

Bomberos del Consorcio Provincial de Valencia, en la extinción del fuego intencionado. / c. P. bomberos
Bomberos del Consorcio Provincial de Valencia, en la extinción del fuego intencionado. / C. P. BOMBEROS

Detenido por quemar el vehículo de su pareja como venganza | La Policía Nacional arresta en Granada a un joven que prendió fuego al turismo de su novia en Ontinyent porque ella quería romper la relación

J. A. MARRAHÍ

Violencia machista en forma de fuego. La Policía Nacional ha detenido en Granada a un joven de 24 años como presunto autor de un incendio en Ontinyent que afectó a tres vehículos, a la fachada de un edificio y a un almacén. Fue una venganza del sospechoso hacia su pareja porque ella quería romper la relación. Y rubricó su acción con un mensaje vía ‘whatsapp’: «Ahí te quedas, te dejo el coche ardiendo», le escribió antes de huir.

Ocurrió sobre las cuatro y media de la madrugada del diez de octubre. El 091 recibió una llamada en la que los vecinos alertaban de que estaba ardiendo un vehículo estacionado en la calle San Antonio de la localidad valenciana.

Inmediatamente acudió una patrulla policial al lugar. Los agentes observaron cómo un turismo sucumbía a las llamas y otros dos coches sufrían daños a causa del virulento fuego. El incendio también afectó a la fachada de un edificio y a un almacén. Sólo la rápida presencia de efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos impidió que las llamas se extendieran más. Los policías localizaron en el lugar a una mujer, propietaria del vehículo en el que se inició el fuego intencionado. Averiguaron que, horas antes, había discutido con su pareja porque ella quería poner fin a la relación. Él no lo aceptaba. De hecho, le llegó a enviar un mensaje de audio en el que se oía: «Ahí te quedas, te dejo el coche ardiendo, deberías bajar a ver el coche».

Tras el incendio, el sospechoso puso tierra de por medio y se refugió en Andalucía. Pero hace unos días, y gracias a la investigación de la Policía Nacional, fue localizado en Granada. Posee antecedentes policiales y ya ha sido puesto a disposición judicial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s