El turismo de sol y playa, en la encrucijada


  • SERGIO SAMPEDRO

El ‘lobby’ Exceltur advierte de los “complejos cambios” a los que se enfrentará el sector a final de año, muy especialmente los destinos de costa. El ‘Brexit’, la crisis de Thomas Cook y el auge del Mediterráneo Oriental amenazan con poner a prueba la fortaleza del modelo de la Comunidad Valenciana.

Imagen de la playa de Levante de Benidorm, llena de turistas, en imagen de archivo. LARS TER MEULEN

El sector turístico entrará en el tercer trimestre de 2019 sumido en la incertidumbre. La posibilidad de que se produzca un Brexit sin acuerdo, las consecuencias que tendrá entre regiones la quiebra delturoperador Thomas Cook y el imparable avance de los destinos del Mediterráneo Oriental, mucho más baratos que España, dibujan uno de los escenarios más complicados de los últimos años para una industria que no ha dejado de crecer, y que además viene de un boomproducido por el cierre temporal de países receptores por motivos de inestabilidad política.

La advertencia de que existe un horizonte complicado viene de Exceltur, el lobby turístico compuesto por las principales empresas del sector en España, en su informe sobre perspectivas de final de año. En concreto, la entidad explica que los destinos que dependan del producto de sol y playa -como pasa en buena medida en la Comunidad Valenciana- lo tendrán especialmente complicado, ya que el contexto afecta sobre todo a este tipo de producto. De hecho, y teniendo en cuenta que gran parte de los factores coyunturales que cita Exceltur están relacionados con el turismo inglés, la prueba de fuego parece especialmente diseñada para la Comunidad Valenciana, cuyo cliente extranjero principal es -con mucha diferencia- el británico.

La buena noticia es que, por ahora, la región ha salvado los muebles, principalmente por la buena respuesta del cliente nacional. Aún así ya ha habido un pequeño toque de atención, al menos a nivel de rentabilidad: «El verano se cierra en positivo en los destinos costeros de la Comunidad Valenciana y Andalucía, más dependientes de la demanda española», apunta. «En estas fechas y con datos de ingresos por habitación hotelera del periodo junio-agosto del INE, tan solo sufre la Costa Blanca (-3,2%) por el efecto en Benidorm (-5,1%) del descenso de la demanda británica», dice.

El análisis general que hace Exceltur es que el cierre de Thomas Cook, la desaceleración económica y el resurgimiento de los destinos competidores dibujan a corto plazo «un escenario de enorme complejidad para el sector turístico español». «Estos factores se vienen a sumar a la resolución de retos estructurales todavía pendientes concentrados en la inversión en la mejora del producto, especialmente en el litoral, en la gestión de la congestión en espacios urbanos y algunos puntos de la costa en temporada alta, muy afectado por el impacto del crecimiento descontrolado de las viviendas turísticas, en un contexto global marcado por profundos cambios en los patrones de viaje de los consumidores, las oportunidades derivadas de la digitalización, la transformación demográfica y el cambio climático», agrega el informe.

El análisis acaba con una petición: que el nuevo Gobierno electo «dote al turismo de la prioridad y los recursos necesarios para impulsar una nueva Política Turística de Estado». Esto incluye «dotar al turismo del mayor rango administrativo en el Gobierno con un presupuesto más adecuado a su peso sobre el PIB: mínimo con una Secretaria de Estado propia, encajada en un ministerio en el que no se diluyan sus prioridades».

“ESTAMOS PREPARADOS”

La secretaria general de la patronal hotelera de Benidorm (Hosbec), Nuria Montes, indica que «la situación es de momento de tranquilidad». «En los últimos 25 años tanto Benidorm como la Costa Blanca han estado enfrentándose a retos, y siempre hemos salido airosos», apunta. Para Montes, el posible pinchazo del turismo tiene mucho que ver con «una desaceleración económica que afecte tanto a España como a los mercados internacionales», y cuya mayor incógnita es en qué medida afectará al consumo.

Por su parte, el secretario autonómico de Turismo,Francesc Colomer, considera que el turismo «es un sector que no puede bajar nunca la guardia, ni en los momentos en los que existe alguna amenaza ni cuando hay calma». «El estado de ánimo del sector y de los órganos de gobernanza es de tensión permanente.Dicho esto, Exceltur viene advirtiendo desde hace mucho tiempo de que el sol y playa es fundamental pero necesita un plus, y es posible que la coyuntura que viene agudice competencias entre regiones del sol y playa por una carambola entendible por las reglas del juego».

En opinión de Colomer, «la Comunidad, especialmente en Costa Blanca y Benidorm, están haciendo constantemente los deberes y lleva algunos metros de ventaja. Pero porque la propuesta que lanzan de sol y playa no es una propuesta vulgar y estandarizada, un producto más, sino un estilo de vida, un contexto, y, en el caso de Benidorm, una ciudad resort en sí misma». También considera que existe ya bastante «oferta complementaria al sol y playa para que no sea un monocultivo vulgar» para el mercado internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s