El PSOE entierra toda bienvenida a Errejón y pasa al ataque directo

EL CAMINO HACIA EL 10-N

Sánchez sólo alude al líder de Más País para vincularle a la CUP en Catalunya

El PSOE entierra toda bienvenida a Errejón y pasa al ataque directo
Pedro Sánchez, recibiendo el apoyo de los asistentes al mitin que anoche protagonizó en Teruel (Antonio García | EFE)

 0JUAN CARLOS MERINO, 

De la bienvenida al silencio, e incluso la crítica más contundente. Al menos en Catalunya. El discurso electoral de Pedro Sánchez sobre Íñigo Errejón se va modulando, en función del “mordisco” que Más País puede dar al PSOE el10-N y que algunos socialistas piensan que podría ser superior al que inicialmente se estimó.

Al tiempo que sorprendía a propios y extraños con el reconocimiento de que con Unidas Podemos en algunos ministerios clave de su Gobierno “no dormiría tranquilo por la noche”, el pasado 19 de septiembre en una entrevista en La Sexta, Sánchez dio en cambio la bienvenida a Errejón antes incluso de que el líder de Más País confirmara su salto a la carrera electoral. “Yo he visto cosas que ha dicho y ha hecho que me parecen positivas y esperanzadoras”, aseguró Sánchez. Y destacó que Errejón dijo que habría aceptado la propuesta que le hizo a Pablo Iglesias de una vicepresidencia y tres ministerios, que habría facilitado la formación de un gobierno progresista y que incluso en la Comunidad de Madrid ofreció sus votos gratis para que el socialista Ángel Gabilondo fuera presidente, aunque contara con el apoyo de Ciudadanos. “Todo con tal de que la ultraderecha no tuviera la influencia que desgraciadamente tiene ahora en el gobierno de la Comunidad de Madrid”, resaltó.

La Moncloa niega ningún temor y asegura que a Errejón “se le va a hacer eterna la campaña” del 10-N

Los estrategas de la Moncloa, de hecho, aunque admitían que “Errejón nos puede morder un poco”, pensaban que presentándose sólo en Madrid podría lograr apenas tres escaños, en perjuicio fundamentalmente de Unidas Podemos. Pero que tras el 10-N podría tener un grupo propio, con Compromís y otras fuerzas, que le facilitara a Sánchez investidura y gobernabilidad.

Algunos veteranos del PSOE, no obstante, alzaron la voz de alarma. Aseguraron no entender cómo Sánchez “saluda tan efusivamente” a Errejón. “Porque nos va a meter un buen bocado”, advirtieron. Y sugirieron “taponar” la candidatura de Errejón en lugar de darle alas.

Ahora en Ferraz aseguran que el resultado de Errejón es una incógnita, aunque algunos sondeos le otorgan seis escaños. Pero en la Moncloa afirman que Errejón “no se presenta como un candidato real a la presidencia del Gobierno, y ni siquiera concurre en toda España, su función es meramente instrumental para desbloquear”. Además, aseguran que si la campaña electoral de Sánchez irá “de menos a más”, en cambio a Errejón “se le va a hacer eterna la campaña”.

Pero lo cierto es que Errejón desapareció del discurso electoral de Sánchez, más allá de sus alusiones a la “sopa de letras” que se presenta tanto a su derecha como a su izquierda, con las que busca situarse en el centro del escenario. En el PSOE, entre tanto, empezaron a disparar con artillería pesada contra Errejón. Por ejemplo cuando Clara Serra, su número dos en Más Madrid, abandonó el barco. “La escisión de la escisión”, atizó la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra. “Son más parte del problema que de la solución”, advirtió Rafael Simancas, ante la histórica fragmentación del espacio a la izquierda del PSOE, y ya recordó que en el 2016 Errejón votó con Iglesias para impedir la investidura de Sánchez. Y algunos dirigentes territoriales del PSOE tachan ya de “populista” al líder de Más País.

El fichaje por Errejón como cabeza de lista por Barcelona de Juan Antonio Geraldes, que en las últimas municipales concurrió en la candidatura de Guanyem Sant Boi donde también se integraba la CUP, ya fue aprovechado con contundencia por Sánchez. En el mitin que protagonizó en Barcelona el pasado miércoles, pasó al ataque directo: “Ahora resulta que la CUP se presenta con dos partidos políticos: por el suyo y la división de Unidas Podemos, el de Errejón”. Y la cabeza de cartel socialista por Barcelona, Meritxell Batet, resaltó a su vez su “sorpresa” ante el candidato de los Comunes, Jaume Asens, y el de Més Barcelona, el citado Geraldes: “Están más preocupados por los temas identitarios que por las políticas de izquierda. ¡Los dos son independentistas!”, alertó.

En el mitin que protagonizó anoche en Teruel, Sánchez volvió a atizar a Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias… pero ni citó a Errejón. Salvo la implícita alusión a que, pese al “multipartidismo”, el 10-N sólo ofrecerá dos respuestas: “Avanzar o quedarnos bloqueados”. Para avanzar, aseguró, está el PSOE. “Y quien quiera seguir en el bloqueo –zanjó–, tiene muchos partidos a izquierda y derecha”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s